España Logra el Bronce en la XX Olimpiada ICCF

1
379

El Equipo Olímpico AEAC Logra un Tercer Éxito Consecutivo en la XX Olimpiada ICCF

Por Manuel Jesús Bescós Anzano

Huesca, abril de 2019

Para David Lafarga, en su memoria.

         Dicen que lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Pues bien: nuestro equipo acaba de conseguir la medalla de bronce en la XX Olimpiada ICCF, logrando subirse al podio por tercera vez consecutiva, después de la plata conseguida en la XVII y el bronce en la XVIII.

         No puedo dejar de pensar que, con algo más de fortuna, podríamos haber alcanzado la medalla de oro, al igual que la rozamos en la XVII. Ahora, en el ajedrez a distancia, debido a los brutales avances tecnológicos, las diferencias son tan mínimas que cualquier pequeño detalle decide el puesto final. Ocurre algo parecido en los torneos individuales: se producen tantas tablas que una partida ganada te hace disputar los primeros puestos y una partida perdida te condena a los últimos lugares.

         Para hacernos una idea de lo mucho que sigue cambiando el ajedrez a distancia, nada más aclaratorio que un pequeño cuadro comparativo de nuestros resultados en estas tres finales olímpicas:

Torneo

Años

+

=

Total

%

Posición final

XVII Olimpiada

2009-12

18

51

3

43,5

60,42

Plata

XVIII Olimpiada

2012-15

10

58

4

39

54,17

Bronce

XX Olimpiada

2016-19

7

64

1

39

54,17

Bronce

         Se puede observar con claridad la disminución paulatina del número de partidas ganadas y el aumento progresivo de las terminadas en tablas. En este último torneo, respecto al anterior, hemos compensado la disminución de victorias con la disminución de derrotas, repitiendo así el porcentaje de puntos.

         El comienzo de esta fase final de la XX Olimpiada se retrasó bastante, debido a que algunos equipos lograron su clasificación en los torneos de la Fase Preliminar en competida lucha hasta el final. En nuestro equipo, respecto a la final anterior, Eduardo Mirás sustituyó a Juan Manuel Martí, y el resto del equipo lo formamos los mismos jugadores, con alteraciones en el tablero a defender en función de las variaciones de ELO.

         David ya llevaba en esos momentos más de tres años luchando con su enfermedad; aún así se decidió finalmente a participar, y lo hizo tan bien como siempre, sacando fuerzas y tiempo en los días que se encontraba mejor. Fue el gran artífice de lo conseguido en estas tres olimpiadas: no solamente su alto nivel en ajedrez a distancia nos permitía codearnos con mayores posibilidades contra los equipos más fuertes, sino que su generosidad y capacidad para formar equipo le llevaba a implicarnos al máximo a todos, enviándonos periódicamente correos de actualización, situación de sus partidas y previsiones de obtener medalla en función de los resultados que se iban produciendo, etc. En las tres finales que he tenido la suerte de jugar con él como capitán, siempre tuve claro que su labor era fundamental para el logro deportivo, y me cuesta imaginar otra final sin su presencia. Cuando se despidió de nosotros todavía no estaba segura esta medalla. Desde aquí te digo, David, que ¡la hemos conseguido!

         Personalmente este tercer éxito me produce una gran satisfacción. Haber formado parte del equipo en estas tres finales no es para menos. Pero por encima de todo valoro haber compartido tantas cosas con mis compañeros de equipo. He disfrutado de su compañía y he aprendido mucho de todos ellos. Por ambas cosas, por el compañerismo y los logros conseguidos, la experiencia me ha resultado apasionante e inolvidable.

         Al comenzar el torneo nos resultó algo sorprendente el hecho del descenso del nivel de ELO en una fase final: salvo el primer tablero, que repitió categoría XIV, el resto de los tableros bajaron dos categorías respecto a la edición anterior. Normalmente en cada país los jugadores de mayor ELO siempre se animaban a participar en este evento, pero parece que algo estaba cambiando. Respecto a los equipos favoritos por ranking inicial, pasamos a ser los segundos después de Alemania, seguidos por Estados Unidos, Rusia, Suecia y Francia.

         La tabla final del torneo puede verse en el siguiente enlace: XX Olimpiada de la ICCFXX Olimpiada de la ICCF

Para simplificar veamos un cuadro con la actuación de los tres equipos que hemos obtenido medalla:

País

GER

RUS

ESP

BLR

USA

AUT

SLO

SWE

BUL

EST

FRA

ISR

NED

Total

+/-

T. E.

Alemania

 

3

3

3,5

3

3,5

3

3,5

3,5

3,5

4

2,5

3,5

39,5

+7

18

Rusia

3

 

3

3

3

4

3

3

3

3

4

3,5

4

39,5

+7

16

España

3

3

 

3,5

3

3,5

3,5

3

2,5

4

3,5

3,5

3

39

+6

17

              De la observación del mismo destaca la tremenda igualdad existente, no solo entre los tres primeros equipos, sino también de los medallistas con todos los restantes. No hubo victorias contundentes de ningún equipo sobre otro. Como anécdota, hablando de resultados por equipos, observar que Rusia no perdió ningún encuentro particular, mientras que las derrotas por la mínima de Alemania frente a Israel y la nuestra frente a Bulgaria se produjeron a consecuencia de desafortunados errores humanos, no por inferioridad en el tablero. Sin embargo, y a pesar de perder frente a Israel, Alemania sumó siete victorias como equipo frente a las cuatro de Rusia, lo que le llevó a ganar la medalla de oro por el desempate.

         Otro aspecto a destacar de los equipos ganadores es, como siempre, la solidez global. Una actuación individual deficiente destruye la labor del equipo, pero esto no ocurrió, por supuesto, en los conjuntos vencedores. En este torneo se llegó a extremos nunca vistos, hasta el punto de que de las 216 partidas disputadas por los tres equipos laureados, tan solo se perdieron esas dos partidas que he citado, una por Alemania y otra por nosotros ¡y por motivos extra ajedrecísticos! Ninguno de los jugadores rusos perdió una sola partida. ¡Impresionante!    

         A continuación realizo un cuadro con la actuación individual de cada uno de los jugadores de nuestro equipo, con unos breves comentarios:

Tab.

Jugador

GER

RUS

BLR

USA

AUT

SLO

SWE

BUL

EST

FRA

ISR

NED

Total

1

David Lafarga

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

6

2

Ángel Manso

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

1

½

3

Carlos Cruzado

½

½

½

½

½

1

½

½

½

½

½

½

4

Manuel J. Bescós

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

½

6

5

F. de Asis Velilla

½

½

½

½

1

½

½

½

1

½

½

½

7

6

Eduardo Mirás

½

½

1

½

½

½

½

0

1

1

½

½

7

 

España

3

3

3

3

4

3

39

 

Rivales

3

3

3

3

2

3

 

         David tuvo el tablero más fuerte, categoría XIV, como ya he señalado, y a pesar de su grave enfermedad, realizó un gran torneo. Su cabeza seguía funcionando como siempre, es decir, de sobresaliente alto, y planteó aperturas menos usuales o que al menos le fuesen menos familiares al rival, tratando de dificultar su decisión y planteamiento para llegar a posiciones en las que pudiese obtener algo positivo. Vamos, en su ambicioso estilo de siempre. Consiguió tener una ventaja importante en algunas partidas, pero le faltó la suerte necesaria en esos momentos, así que  finalmente no pudo concretar ninguna victoria y tuvo que conformarse con las tablas en todas sus partidas.

         Del resto del equipo es destacable la gran solidez global ya citada y en particular la excelente actuación de Asís y Eduardo, que fueron quienes nos catapultaron hasta la medalla. Ganar dos y tres partidas de doce, en ajedrez a distancia, es actualmente para quitarse el sombrero. Y afirmo que las siete partidas ganadas (una de Ángel, otra de Carlos, las dos de Asís y las tres de Eduardo) tienen un gran mérito y que me resulta difícil destacar ninguna. Podéis mirarlas y decidir vosotros mismos, estoy seguro que os gustarán. Fueron los golpes de talento individual que nos auparon al podio.

         El porcentaje de partidas decididas por nuestro equipo representó el 9,72%, ligeramente inferior al del torneo, que a falta de una partida arroja un 11,13% (52 partidas decididas de 467 disputadas). Comparando con las finales de las olimpiadas anteriores, que tuvieron un 27,56% de partidas decididas la XVII y un 16,49% la XVIII, observamos que la grave tendencia de nuestro ajedrez a distancia va en aumento, alcanzando ya niveles de agotamiento extremo.

         Mirando al futuro y olvidando este triste dato, es de resaltar que para la Fase Final de la XXI Olimpiada hemos logrado la clasificación de forma directa por nuestra tercera plaza y además de forma brillante por la excelente actuación de nuestro equipo en la Fase Preliminar Sección 1. Estamos siete equipos que repetiremos: Alemania, Rusia, España, Bielorrusia, Estados Unidos, Austria y Holanda. Creo que la dificultad ya no dependerá solamente del ELO de los equipos rivales, sino de esa situación creciente de parálisis tablífera -debida a los brutales avances tecnológicos- que os comentaba. En nuestro caso además la ausencia de David será un nuevo reto, pero estoy seguro que nos ayudará su recuerdo y su espíritu de lucha frente a las más duras pruebas. Así que como siempre espero que la selección del equipo sea la acertada una vez más, y que luchando a tope y, como siempre, con la máxima colaboración entre todos, seamos capaces de seguir manteniendo tan alto nivel.

         Y para terminar os ofrezco actualizado el medallero de las fases finales de esta competición. Lo confeccioné para mis comentarios de la XVII, en septiembre de 2012, y lo actualicé después de terminada la XVIII, en enero de 2016. En esta ocasión simplemente he tenido que incorporar los resultados de esta XX Olimpiada, toda vez que la XIX, al jugarse por correo postal y haberse iniciado en junio de 2016, está pendiente de finalización y -a la vista de la tabla actual- bastantes países tienen opciones de medalla, entre ellos nosotros. Puede verse con orgullo como, gracias a nuestra actuación en las últimas olimpiadas, no solamente hemos entrado por fin en este importante medallero, sino que además ya vamos ocupando un lugar relevante.

Medallero Actualizado tras 19 Olimpiadas Terminadas

País

Oro

Olimpiada

Plata

Olimpiada

Bronce

Olimpiada

Alemania

7

XI, XII, XIII,

XIV, XVII,

XVIII, XX

2

XV, XVI

 

 

Unión Soviética

6

III, IV, VI,

VII, VIII, X

1

V

1

IX

Checoslovaquia

3

II, V, XI

2

I, VI

 

 

Hungría

1

I

2

III, VIII

 

 

Gran Bretaña

1

IX

1

X

2

VII, VIII

República Checa

1

XVI

1

XIII

 

 

Noruega

1

XV

 

 

 

 

Lituania

 

 

2

XII, XIV

 

 

España

 

 

1

XVII

2

XVIII, XX

D.D.R. (República Democrática Alemana)

 

 

1

IV

2

VI, X

R.F.A. (República Federal Alemana)

 

 

1

IX

2

II, V

Suecia

 

 

1

II

2

I, IV

Rusia

 

 

1

XX

 

 

Bulgaria

 

 

1

VII

 

 

Eslovenia

 

 

1

XVIII

 

 

Canadá

 

 

 

 

1

XI

Escocia

 

 

 

 

1

XI

Estados Unidos

 

 

 

 

1

XIV

Francia

 

 

 

 

1

XVI

Holanda

 

 

 

 

1

XV

Italia

 

 

 

 

1

XVII

Letonia

 

 

 

 

1

XII

Polonia

 

 

 

 

1

XIII

Yugoslavia

 

 

 

 

1

III

Nota: En la XI Olimpiada hubo dos medallas de oro y dos de bronce, no hubo medalla de plata.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here